Noticias

Darpa desarrolla cámaras para escanear retinas de personas en movimiento 2010-06-01


La empresa Darpa esta desarrollando cámaras para leer la retina de las personas sin que éstas tengan que estar quietas. Si se acuerdan de Minority Report, los avisos de las calles identificaban a la persona que los estaban mirando y les hablaban. Los edificios, el metro, todo identificaba a las personas leyendo sus ojos, tanto así que John Anderton debía realizarse un transplante y ponerse los ojos de un tal señor Yakamoto para evadir la justicia.

En el mundo real, un equipo de ingenieros eléctricos de la SMU han creado “Smart-Iris”, una modificación construida sobre la plataforma de cámaras llamada Panoptes que había estado desarrollando la misma universidad, financiada por DARPA, en los últimos años. Las cámaras originalmente fueron desarrolladas para mini androides y cascos de soldados, permitiendo tomar imágenes de muy alta resolución con equipos muy pequeños.

Smart-Iris está basado sobre estas cámaras ultradelgadas y livianas, y eliminaría problemas en la lectura de retinas como falta de luz, pestañas, o que la persona no mire directo a la cámara. El sistema, en cambio, se acercará a la cara del individuo (hará un zoom) sin importar el ángulo en el que mire la persona, y luego se enfocará directamente en el iris. Una larga fila de personas podría ser escaneada al ir caminando por un pasillo, con cámaras montadas en los muros, sin que ni siquiera se diesen cuenta.

Los investigadores están desarrollando algoritmos que permitan identificar a las personas por segmentos del iris, en lugar de requerir un escáner completo del ojo para reconocerla.

Por supuesto, este tipo de cámaras podría tener otros usos menos invasivos que escanear ojos. Al captar imágenes de tan alta resolución, podrían incorporarse a otros dispositivos para diferentes propósitos.

Sin embargo, la alternativa de que sea usado para reconocer personas por donde vayan puede resultar tentadora para un futuro orwelliano en el que se rastree a los ciudadanos donde vayan. A menos que todos usemos lentes de sol.


Fuente: fayerwayer